Islas Canarias, 28 de febrero de 2021 – Los días de Ayyam-i-há, que traducido significa los días intercalados, ajustan el calendario bahá’í de 19 meses, cada uno compuesto por 19 días. Estos cuatro o cinco días intercalados, que son los que se utilizan para completar el año, están reservados para la hospitalidad y la filantropía. Este año suceden entre el 25 y el 28 de febrero, y son los días previos al mes de ayuno.

Muchas comunidades bahá’ís de Canarias viven estos días como días de caridad y servicio a los demás, días de hospitalidad y visitas a personas amigas y familiares, y días de regalos y festividad.

Este año en la comunidad de Telde se creó un espacio de paz y solidaridad en el Centro de Capacitación y Desarrollo Comunitario ubicado en el casco de la ciudad. Durante estos cuatro días diferentes familias y amigos del barrio visitaron el centro para disfrutar de un espacio inspirador preparado con mucha delicadeza. El objetivo fue tener un momento de recogimiento y de alimento para el alma, dejándose inspirar en palabras y reflexiones sagradas en franjas horarias de 30 minutos. Respetando todas las medidas de seguridad, diferentes personas, representando a todas las generaciones pudieron vivenciar la experiencia de paz y tranquilidad interior por pedir bienestar y salud para toda la humanidad. Además, cada participante aportaba alimentos o artículos de limpieza que luego se repartieron entre familias necesitadas del municipio.

Los más pequeños y pequeñas de la comunidad y sus familias fueron los más sorprendidos en estas fechas, ya que gracias al servicio amoroso de los adolescentes que participan en los grupos prejuveniles del barrio de Jinámar, pudieron recibir en cada hogar unos regalos muy simbólicos de estos días, entre ellos unas tartas hechas por mujeres del barrio, que como hadas del Ayyam-i-há trabajaron con su magia de amor a la humanidad alegrando los corazones de niños y niñas que son el verdadero tesoro de la comunidad.

En uno de los días se vivió el “Festival del Ayyám-i-Há” en el barrio de Jinámar, con diferentes rincones que mostraban e informaban de estos días cargados de sentido para vivir en compañía de los demás, nutriendo lazos de hermandad, propiciando la ayuda mutua y recordando los valores como piedra angular de la construcción de comunidad.

En otras comunidades de Tenerife, esos días sirvieron también para hacer un acopio de alimentos que fueron entregados al Banco de Alimentos.

 

Cuatro días de gran alegría, devoción y júbilo, que preceden al último mes del año, el mes del ayuno bahá’í, cuyo propósito es la renovación espiritual antes de la llegada del año nuevo que coincide con el primer día de la primavera.

 

 

 

Categorías: Interés generalIslas Canarias

1 comentario

Naima · 24/03/2021 a las 13:39

Qué.linda celebración y qué servicio más bonito al barrio…gracias por compartir

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: