Gran Canaria, 24 de marzo de 2021 – El Instituto Bahá’í de capacitación y desarrollo comunitario de las Islas Canarias está ofreciendo un currículum educativo dirigido a niños y niñas entre 5 y 10 años por muchos barrios de las islas. En las últimas semanas se ha promovido este proyecto en varios centros educativos de Jinámar, Telde.

Xiomara Hernández es una de las maestras de clases de niños implicadas desde hace años en potenciar las cualidades espirituales, virtudes o dones del carácter, como son el amor, la paciencia, el perdón, la alegría etc.

“Los niños y las niñas son el mayor tesoro que posee una comunidad, en ellos reside la promesa y garantía del futuro, además portan la semilla del carácter de la sociedad futura. Y es justo por esto, que debemos acompañarles a desarrollar sus cualidades nobles, para que puedan ponerlas al servicio de su propio crecimiento, de sus familias y de la comunidad, es decir, en el barrio donde viven”, explica la experimentada maestra de niños. “Cuando pensamos en mejorar nuestras comunidades, en mejorar el mundo, fijamos nuestra atención en los jóvenes y en los adultos, y sin querer pasamos por alto el poder transformador que tienen los niños y las niñas en su entorno inmediato”.

Las clases para niños y niñas son espacios seguros y presenciales (salvo que las restricciones sanitarias no lo permitan), se llevan a cabo una o dos veces en semana durante una hora y media y en algunos casos durante dos horas.  Este currículum educativo trata además de potenciar hábitos espirituales como el ser un buen amigo, el servicio, vivir en armonía, la oración, la consulta, etc.., también aprenden sobre los mensajes de los diferentes Educadores Divinos que han acompañado a la humanidad a lo largo de la historia, como Jesús,  Abraham, Buda, Moisés, Mohammad, Bahá’u’lláh, etc… . 

“En estas clases sencillas compartimos diferentes espacios”, continua Xiomara, “Uno es el espacio de paz y oración, otro es el espacio de memorización e investigación de citas, en otro espacio se realiza juegos cooperativos, también hay un espacio del arte donde se aprenden canciones con mensajes y movimiento, se dramatizan cuentos o historias, en este espacio también se realizan dibujos o manualidades, también hay un espacio donde se cuentan historias inspiradoras. Es importante destacar que estas clases son dinamizadas por personas voluntarias del barrio, madres de los propios participantes, jóvenes líderes comunitarios, o por cualquier amigo o amiga que quiera servir en esta importante tarea de educar a los más pequeños, estas personas son invitadas a capacitarse y son acompañadas durante un tiempo por otros recursos con experiencia”.

Durante nueve años se ha tratado de mantener vivas las clases infantiles en Jinámar. Uno de los aprendizajes ha sido cómo involucrar a otras entidades y asociaciones a colaborar en la promoción de las clases entre las familias del barrio y a la vez encontrar nuevos recursos humanos con el deseo de capacitarse y acometer este servicio de voluntariado. Estas asociaciones también han colaborado con el ofrecimiento de espacios para el desarrollo de las actividades, o facilitando materiales cómo sillas y mesas, materiales fungibles, alimentos para las meriendas, etc.

Recientemente se ha contactado con las directoras de tres centros educativos de primaria del barrio de Jinámar para pedirles apoyo a la hora de promocionar las clases entre las familias. Durante cuatro años dos de estas clases se daban en un centro educativo, ahora se da en el local de una de las asociaciones. Los centros educativos han promovido las clases con cada docente y estos a su vez con las familias de sus tutorías por whatsapp, así como en sus redes del blog, instagram y facebook.

“Estar al servicio de la comunidad incluye los centros educativos del barrio”, destacaba Xiomara, ”con muchos de ellos hemos compartido actividades durante años, por ello, intentamos siempre estar atentos a las necesidades, para poder colaborar con las iniciativas de los colegios e institutos. Por ejemplo, servicios de limpieza y acondicionamiento, murales, huertos escolares, celebración de días internacionales, orlas o incluso apoyando en la vuelta al cole después de la cuarentena que las familias estaban temerosas. En uno de losinstitutos hemos tenido grupos prejuveniles durante algo más de siete años y esto nos ha permitido aprender sobre las dinámicas de un centro educativo y las relaciones que se establecen con el equipo directivo, algunos profesores, el alumnado y las familias”.

En la actualidad el programa de clases para niños y niñas en el barrio de Jinámar está centrado en tres objetos de aprendizaje: levantar nuevos maestros y maestras para poder llegar a más participantes en las clases, la relación con las familias y la involucración de estas en el proceso de construcción de comunidad, y por último, se trabaja en elevar el carácter devocional que inspira tanto a los niños cómo a las familias siendo la oración una herramienta para la paz, la buena convivencia y que ayuda a meditar sobre las acciones, palabras y pensamientos.

“Para las maestras y los maestros servir a las nuevas generaciones es un honor y un privilegio pero también una responsabilidad, la educación espiritual de los niños y las niñas es una tarea formidable pero muy fructífera a la que animamos se sumen más y más personas, ya que no hay mejor tiempo invertido que acompañar a estas estrellas brillantes que iluminan al mundo de la humanidad”, concluye la maestra y desde hace años colaboradora de este proyecto.


5 comentarios

Naima · 24/03/2021 a las 13:41

Precioso y necesario trabajo de desarrollo de las virtudes en este y todos los barrios de nuestro archipiélago. Que alegría….

Misi · 25/03/2021 a las 10:18

Maravilloso trabajo 👏🏽👏🏽👏🏽👏🏽

Nieves · 25/03/2021 a las 13:40

«Potencialmente, todo niño es la luz del mundo y, al mismo tiempo, su oscuridad; por consiguiente, la cuestión de la educación debe ser considerada como de importancia primordial. Desde su infancia, el niño debe ser amamantado en el pecho del amor de Dios y criado en el abrazo de Su conocimiento, para que irradie luz, crezca en espiritualidad, se llene de sabiduría y erudición y adquiera las características de la hueste angelical»- Selección de los escritos de Abdu’l-Bahá.

Cristina López Córdoba · 26/03/2021 a las 19:02

Ayudarles bondadosamente a sacar las gemas que Dios ha puesto en sus corazones para su propio beneficio y para servir al progreso y mejoramiento del mundo. Ojalá que se esté haciendo en todas las islas y en todo el planeta. Sé que en Puerto de la Cruz, en la Laguna y en Sta.Cruz y en el Sur de Tenerife se están realizando estás clases de niños.

Roberto Expósito Vierna · 27/03/2021 a las 19:36

Estas acciones y estos servicios a la sociedad, son una bendición de Dios.

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: