Ginebra, 31 de julio de 2020—. Las autoridades houthis liberaron ayer a los seis bahá’ís encarcelados, según confirma la Comunidad Internacional Bahá’í.

Los seis bahá’ís están en un lugar seguro donde pueden recuperarse después de soportar condiciones extremadamente difíciles durante de tres a casi siete años de prisión, en la foto de izquierda a derecha: fila trasera: Sr. Waleed Ayyash, Sr. Wael al-Arieghie; fila del medio: Sr. Akram Ayyash, Sr. Kayvan Ghaderi, Sr. Hamed bin Haydara; primera fila: Sr. Badiullah Sanai. En la foto también aparece la esposa del Sr. Sanai, la Sra. Faezeh Sanai.

Tras estas liberaciones, la Comunidad Internacional Bahá’í pide que se retiren todos los cargos contra estas seis personas y los demás bahá’ís acusados, que se devuelvan sus bienes y propiedades y, lo que es más importante, que se salvaguarden los derechos de todos los bahá’ís de Yemen a vivir de acuerdo con sus creencias sin riesgo de persecución.

«Acogemos con beneplácito las liberaciones de hoy, pero seguimos gravemente preocupados», dijo Diane Ala’i, representante de la Comunidad Internacional Bahá’í. «A medida que continúa la búsqueda de Yemen de una paz social duradera, los bahá’ís deben ser capaces, como todos los yemeníes, de practicar su fe de forma segura y libre, de acuerdo con los principios universales de libertad de religión o creencia. Esto no es posible hasta que se levanten los cargos».

«La Comunidad Internacional Bahá’í expresa su gratitud al Enviado Especial de las Naciones Unidas para Yemen, así como a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. También agradecemos a los gobiernos y organizaciones no gubernamentales que han prestado su apoyo a lo largo de este proceso».

Los seis bahá’ís —el Sr. Hamed bin Haydara, el Sr. Waleed Ayyash, el Sr. Akram Ayyash, el Sr. Kayvan Ghaderi, el Sr. Badiullah Sanai y el Sr. Wael al-Arieghie— fueron encarcelados injustamente en Sana’a durante varios años por sus creencias y se les imputaron una serie de cargos infundados.

Los seis bahá’ís están en un lugar seguro donde pueden recuperarse después de soportar condiciones extremadamente difíciles durante de tres a casi siete años de prisión, en la foto de izquierda a derecha: fila trasera: Sr. Waleed Ayyash, Sr. Wael al-Arieghie; fila del medio: Sr. Akram Ayyash, Sr. Kayvan Ghaderi, Sr. Hamed bin Haydara; primera fila: Sr. Badiullah Sanai. En la foto también aparece la esposa del Sr. Sanai, la Sra. Faezeh Sanai.

Categorías: Internacional

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: