Islas Canarias, 15 de mayo – Los años de experiencia en las actividades de construcción de comunidad les han capacitado para responder con creatividad y capacidad de improvisación a las circunstancias actuales.

En Canarias, donde las medidas preventivas han confinado por el momento a la mayoría de la población en sus hogares, las comunidades continúan con actividades que llevan esperanza. Muchas de estas iniciativas se han trasladado temporalmente al entorno digital. Los afectados realizan videoconferencias en las que se ofrecen apoyo mutuo, oran juntos y promueven las actividades educativas de la comunidad bahá’í que construyen lazos de amistad y capacidad para el servicio a la sociedad.

Una maestra de clases de educación moral para niños describe cómo ha estado trabajando en tales circunstancias: «Preparo algún material digital y audiovisual para la clase y lo distribuyo en la red a las familias. Los niños realizan el trabajo en casa y luego lo estudian con sus padres y hermanos».

Los bahá’ís llaman por teléfono a familiares y amigos, a compañeros y a conocidos, simplemente para ofrecer una voz alentadora. Muchas de estas llamadas han terminado en conversaciones profundas y han reforzado los lazos de amistad. En otros casos se han ofrecido para ayudar a los más necesitados de la comunidad. 

«Este momento nos hace darnos cuenta de que no somos invencibles —dice un miembro de la comunidad bahá’í de Tenerife—. Es una oportunidad para reflexionar sobre cuestiones a las que, tal vez en otras circunstancias de nuestras vidas, no les dedicaríamos el tiempo suficiente».

En una carta enviada a los bahá’ís de Canarias, la Asamblea Espiritual de los Bahá’ís de la Islas Canarias país manifiesta: «Somos seres espirituales alojados en un mundo material, es ahora cuando podemos demostrar con acción nuestra sincera preocupación por la salud y el bienestar de cuantos nos rodean. Una llamada un gesto amable, una colaboración sincera, cualquier acción por pequeña que sea contribuye a transmitir calma y confianza, y refuerza los lazos de amistad profunda ».

Las actividades educativas bahá’ís se mantienen en estas circunstancias perturbadoras. Las instituciones bahá’ís han animado a las comunidades a que se lleven a cabo de forma que se respeten las directrices del Gobierno para que no haya contacto físico.

 

 

Categorías: Islas Canarias

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: