Tenerife, 23 de enero 2021– El pasado jueves tuvo lugar una reunión con el Diputado del Común de Canarias, D. Rafael Yanes Mesa, para solicitar su apoyo a una campaña internacional en contra de la persecución económica de los bahá’ís de Irán. Si durante el pasado año la persecución se centraba en los encarcelamientos, las autoridades iraníes recurren ahora a la estrategia del allanamiento de las viviendas o la confiscación de propiedades y bienes.

El Diputado del Común, es el Alto Comisionado del Parlamento de Canarias para la defensa de los derechos fundamentales y libertades públicas de los ciudadanos en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias. En el ámbito nacional esta labor la desemepela el Defensor del Pueblo. D. Rafael Yanes recibió muy amablemente a los representantes bahá’ís para informarse de lo que está ocurriendo en Irán. Expresó que conocía muy bien a los bahá’ís desde su etapa como alcalde de Güimar.

La razón de la visita a la sede del Diputado del Común en Santa Cruz de Tenerife, ha sido compartir los graves incidentes ocurridos en los últimos meses en Irán, donde numerosas familias bahá’ís se han visto de golpe intimidadas en sus propios hogares por redadas policiales. Sin ningún tipo de motivo y explicación, se invadieron los domicilios para incautar artículos personales y exigir títulos de propiedad. Esto indica que las autoridades se están movilizando para confiscar propiedades pertenecientes a los bahá’ís a una escala aún más concertada y generalizadacon el fin de ahogar económica y socialmente a los bahá’ís.

Por ejemplo, en el pueblo de Ivel, situado en la provincia de Mazandaran, a 27 familias  de agricultores les había sido confiscado hace algunos años sus casas y sus tierras que utilizaban para el cultivo. Desde entonces, los bahá’ís de Ivel han tratado de apelar por sus derechos por escrito y en persona a todas las instituciones gubernamentales, al líder del parlamento, al sistema judicial, ya que estas propiedades constituyen los únicos medios de vida de estos pequeños agricultores.

El caso ha llegado recientemente al Tribunal Especial para el artículo 49 de la Constitución de Irán, el cual ha fallado en contra de la legitimidad de la propiedad de las tierras de 27 bahá’ís de Ivel. Este artículo permite al gobierno confiscar propiedades ilegítimas que se obtuvieron mediante “usura, usurpación, soborno, desfalco, robo,  juegos de azar, o cualquier otro medio ilícito”; ninguno de estos motivos corresponde con la manera que los bahá’ís han adquirido sus tierras. Se trata de nuevo de una sentencia basada en la discriminación religiosa. Además, los abogados no han tenido la posibilidad de ver los expedientes para preparar un escrito de defensa o presentar recursos.

El Diputado del Común desconocía esta situación, aunque sabía de la reciente Declaración Institucional del Parlamento de Canarias acerca de la persecución de los bahá’ís de Irán.  Comentó que no concebía que a estas alturas de la historia de la humanidad se sigan cometiendo tantas violaciones de los derechos humanos y que toda esta situación le abocaba a un cierto pesimismo con el género humano. Firmó la declaración que se está compartiendo con las autoridades.

Apoya la campaña:

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: