El grupo prejuvenil del Llano del Camello en el municipio de San Miguel de Abona tiene como objetivo mejorar su entorno inmediato, su barrio. Por este motivo los adolescentes se ofrecieron al ICHH como voluntarios para llevar a los vecinos del barrio la campaña de este Instituto y animar a más personas a donar sangre.

La primera acción fue recibir información del trabajo del ICHH, donde una de sus profesionales dio una charla a los prejóvenes. La donación de sangre es un acto altruista para el que no hay que tener condiciones excepcionales, únicamente la conciencia de que es necesaria para alguien (o para nosotros mismos ya que 9 de cada 10 personas la necesitarán en algún momento de su vida) y las ganas de dedicarle apenas media hora.

Los prejóvenes aprendieron sobre los componentes de la sangre, los diferentes tipos de donación, o los requisitos de las personas para poder donar: hay que tener una edad entre 18 y 65 años y pesar más de 50kg, no obstante, el personal de salud hace unas pruebas y algunas preguntas para saber si el donante está en condiciones de realizar la donación.

También se les explicó la importancia de tener suficiente sangre para cubrir las necesidades diarias de nuestros hospitales, por ello la campaña del «Club de los 300». La meta es llegar a 300 donaciones diarias y en la actualidad no se está alcanzando. Por este motivo el ICHH desplaza una unidad al Centro Cultural del Llano del Camello para hacer más fácil la donación.

El segundo paso del servicio de los adolescentes del grupo ha sido repartir los folletos de la campaña y hablar con las personas que residen en el barrio para informar y animar a que realicen la donación de sangre tan necesaria.

Está acción se estará realizando entre el 20 y 30 de septiembre durante el tiempo que el ICHH permanecerá en el barrio.

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: