Tenerife, 9 de octubre de 2020 –  Una delegación de la Comunidad Bahá’í de Canarias se reunió en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife con Juan Fernando López Aguilar, ex ministro de Justicia y ahora eurodiputado por Las Palmas. El motivo de la reunión era transmitirle como representante del parlamento europeo la preocupación de la comunidad bahá’í de Canarias acerca de la incesante persecución de los bahá’ís de Irán.

Juan Fernando López Aguilar además de ser el Presidente de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo, forma parte como suplente de la Delegación para las Relaciones con Irán y es por tanto buen conocedor de la violación de derechos humanos en Irán y de la prolongada represión del gobierno iraní hacia los bahá’ís.

López Aguilar agradeció recibir más información acerca del hostigamiento constante que padece la comunidad bahá’í de Irán. Considera a Irán uno de los países más represivos del mundo donde los encarcelamientos arbitrarios están a la orden del día, aún así piensa que la disidencia en la sociedad iraní es cada vez mayor. A la pregunta si todavía se estaban produciendo ejecuciones a seguidores de la Fe bahá’í, se le contestó que afortunadamente éstas habían disminuido y que recientemente no se había producido ninguna ejecución. Sin embargo, habían aumentado las detenciones sin motivo alguno, más de cien arrestos desde que comenzó la pandemia. Esta es la razón del porqué se está contactando con las autoridades europeas para que se pronuncien e insten al Gobierno de Irán que finalicen las detenciones arbitrarias.

Pero además de los encarcelamientos sin motivo se ha intensificado las campañas de difamación en los medios de comunicación para desmoralizar a la comunidad bahá’í. Desde enero de 2014, se han publicado más de 44 mil  artículos, vídeos o páginas web en medios de comunicación controlados o patrocinados por el Gobierno que contienen propaganda contra los bahá’ís. En todos los casos, la difusión fue patrocinada y/o autorizada por el Estado. Desde agosto de 2016, cientos de figuras influyentes, entre ellas clérigos, religiosos, académicos, editores y representantes del gobierno, han emitido públicamente discursos, artículos o declaraciones escritas contra los bahá’ís. Tales declaraciones han sido publicadas en sitios web de varios medios de comunicación afiliados al gobierno iraní que atacan regularmente a los bahá’ís.

Otro tema de gran preocupación para la comunidad bahá’í y que también se compartió con el eurodiputado López Aguilar es la persecución económica cuyo propósito es el empobrecimiento de los bahá’ís. Desde el comienzo de la revolución islámica los bahá’ís fueron despedidos de sus empleos públicos y desde entonces se presiona a los empresarios para que despidan a sus empleados bahá’ís, se ordena el cierre de negocios de propiedad bahá’í y se dicta la incautación de negocios y bienes. Los solicitantes de licencias de negocios deben rellenar y firmar un formulario que obliga al solicitante a declarar su religión. A los bahá’ís se les excluye también del derecho a una renta por jubilación. “Es evidente que los bahá’ís es uno de los colectivos más reprimidos y hostigados de Irán”.

Otro punto del cual López Aguilar fue informado es el de la situación de los jóvenes bahá’ís que no pueden acceder a la universidad. Desde los años ochenta a los bahá’ís iraníes se les deniega el acceso a la educación superior. Es política oficial del gobierno expulsar a personas de las universidades e instituciones de capacitación profesional tan pronto como son identificados como miembros de la comunidad bahá’í. El memorándum gubernamental relativo a la “Cuestión bahá’í”, de 1991, redactado por el Consejo Supremo Revolucionario de la Cultura, requiere expresamente que se trate a los bahá’ís de Irán de forma que pueda frenarse su “progreso y desarrollo”. Indicaba, por ejemplo, que el propósito de las autoridades es mantener a los bahá’ís en un estado de analfabetismo, permitiéndoles tan sólo un nivel mínimo de subsistencia. La sección que establecía el “estatus educativo y cultural” de los seguidores de la Fe bahá’í contiene la directiva “Deben ser expulsados de las universidades, ya sea durante los trámites de la matrícula, o en el curso de sus estudios tan pronto como se compruebe que son bahá’ís.”

El parlamentario socialista y doctor en derecho se mostró muy sensible con la violación flagrante de los derechos humanos en Irán y el tratamiento injusto que están recibiendo los bahá’ís. Aseguró a la delegación bahá’í que haría todo lo posible por dar más visibilidad a la persecución de los bahá’ís en el parlamento europeo ya que considera a esta institución como una importante caja de resonancia para denunciar toda clase de injusticias que se producen en el mundo. En la última sesión parlamentaria del 7 de octubre, López Aguilar señaló que la política exterior de la Unión Europea necesita imprimir carácter y compromiso y apelaba a la Unión Europea “que se emplee más a fondo y exija a Irán el respeto por los derechos humanos, que cese la represión brutal con la disidencia, la discriminación con la mujeres y la sistemática aplicación de la pena de muerte.”

 

 

 

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: