Representantes del departamento de Asuntos Públicos se han reunido con el presidente de la cámara, Gustavo Matos, y con portavoces de las distintas formaciones políticas

Tenerife, 22 de septiembre 2020 – La Comunidad Bahá’í de las Islas ha solicitado el apoyo del Parlamento de Canarias a los bahá’ís de Irán que están sufriendo el endurecimiento de las persecuciones desde el inicio de la pandemia.

Representantes de la comisión de Asuntos Públicos de los bahá’ís de Canarias han mantenido encuentros con el presidente del Parlamento, Gustavo Matos, y con los portavoces de las distintas fuerzas políticas que tienen representatividad en esta cámara regional para dar a conocer la situación de miles de creyentes en este país. Durante las reuniones, tanto Matos como el resto de los portavoces manifestaron que la violación de los derechos humanos es flagrante y que respaldarían una declaración institucional parlamentaria en contra de la política de opresión ejercida por el Gobierno de Irán.

En los últimos meses se ha intensificado la persecución de los bahá’ís de Irán, aumentando el número de detenciones y encarcelamientos. Los bahá’ís son la minoría religiosa más numerosa en este país y están siendo llamados a los tribunales en un número mucho mayor que el que se había visto anteriormente. En particular, es significativo el caso de los 42 miembros en Shiraz, donde el juez ha amenazado con erradicar la existencia de dicha comunidad. Igualmente alarmante es la duración de sus penas de prisión, llegando a alcanzar sentencias condenatorias de hasta 13 años sin haber cometido ningún delito, solo por el hecho de profesar la fe bahá’í.

Aún queda un gran número de bahá’ís que pueden ser convocados a la cárcel en cualquier momento, cuyas implicaciones se agravan por la propagación de un nuevo brote de coronavirus en aquellos entornos. En las últimas semanas también se ha observado un aumento en el número de bahá’ís que han sido detenidos o llamados de nuevo a la cárcel después de haber sido liberados debido a la pandemia.

Evidentemente, estas acciones forman parte de una estrategia de las autoridades para ejercer una presión psicológica constante sobre toda la comunidad bahá’í mediante la detención de personas, el requerimiento de cuantiosas fianzas, así como la celebración de audiencias judiciales y citaciones a prisión, separadas por largos períodos de tiempo, durante los cuales provocan el desasosiego, la incertidumbre y la inseguridad, tanto a las personas en cuestión como a sus familiares.

Además, los medios de comunicación estatales de Irán también han intensificado su campaña de incitación al odio contra los bahá’ís, difundiendo falsos argumentarios por todos los canales de televisión, emisoras de radio e incluso por las redes sociales.

A la luz de la escalada de persecución a la que están siendo sometidos los bahá’ís únicamente por sus creencias religiosas, las comunidades bahá’ís de todo el mundo están contactando con las autoridades correspondientes solicitando apoyos. Este apoyo prestado por las instituciones internacionales como Naciones Unidas o Unión Europea, además de otras instituciones del ámbito nacional, regional o municipal, han contribuido en numerosas ocasiones a disminuir la persecución.

Facebook Parlamento de Canarias


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: